Primera sesión de investidura

30-08-2016

Hemos asistido a la primera sesión del debate de investidura de Mariano Rajoy. Hoy sólo ha intervenido él y mañana será el turno de la fijación de posiciones del resto de grupos. Su discurso ha evidenciado que estamos ante un presidente en funciones agotado y sin ningún proyecto de futuro. Hasta él mismo parecía desganado y sin mucha fe en lo más de cincuenta minutos de propaganda sobre la gestión de esta legislatura. El resto de tiempo, otra media hora, ha consistido en atacar e insultar a la oposición, que es una de sus especialidades. 

Por tanto, a Rajoy no le hemos oído ni una sola propuesta convincente e ilusionante. Se ha equivocado de debate y parecía estar en un debate sobre el estado de la nación, y además intentando convencernos de que con las políticas del PP los españoles viven mejor. No ha hablado para los millones de españoles que sufren, y, eso sí, ha dado grandes cifras macroeconómicas. Ni siquiera ha defendido con vehemencia el pacto al que ha llegado con Ciudadanos. 

Después de escucharle, nuestro voto contrario a su investidura cobra aún más sentido y creo que quien dudaba de que hacíamos lo apropiado ahora tiene bien claro que no nos equivocamos. 

archivado en:

Enlaces de interés